1 Lezama | El pueblo

2020-09-10
El municipio de Lezama está en el Valle del Txorierri. Su núcleo urbano se encuentra en una zona bastante llana, pero rodeado de montes: Urrestimendi y Ganguren por un lado e Irurimendi o Ibarburu por el otro. El río Asua y sus afluentes también han sido de gran importancia en la vida cotidiana y en la actividad económica del pueblo. Las vías de comunicación más importantes han sido la calzada que venía de Gernika y la carretera que une Asua con Erletxe. Hoy en día el corredor del Txorierri también cruza la localidad. Garaioltza, Goitioltza y Aretxalde son los barrios principales, aunque los informantes también mencionan La Cruz. Aretxalde ha sido siempre el núcleo más importante donde se concentra la mayor parte de la población. Aquí están el ayuntamiento, la plaza, y la iglesia de Andra Mari, rodeada por el cementerio y por preciosos caserones. En este enclave se agrupan también los servicios, las tiendas y los bares. La transformación y el crecimiento más evidente han tenido lugar en el centro. En los barrios, en cambio, siguen predominando las casas unifamiliares y los caseríos dispersos, entre los que podríamos destacar: Torretxe, Oxangoiti, Olazarra, Goitizuri... En el barrio de Garaioltza se encuentra la plaza dedicada a su célebre vecino Mikel Zarate, cura y escritor, pero sobre todo vascófilo incansable, que nos dejó una extensa obra literaria y didáctica. Desgraciadamente falleció siendo muy joven, y aunque han pasado varias décadas, su recuerdo sigue estando muy presente. Otra característica propia de Lezama es el tren que une la localidad con Bilbao, y que ha tenido un impacto económico destacable. La línea se inauguró en 1895. En aquel tiempo, la locomotora de vapor recorría el trayecto desde las Calzadas de Mallona hasta el barrio La Cruz. Desde 1995 llega hasta el centro de la localidad. Las fiestas patronales se celebran en septiembre, Andra Mari, y para coger fuerzas es típico empezarlas degustando morcillas en los bares. Además también se conmemoran otras fiestas más locales: en las ermitas de Santa Cruz, de San Vicente y de San Antolín y San Roque de Legina; así como en Bolaleku y Goitioltza. Entre las distintas actividades que se llevan a cabo destacan los concursos gastronómicos. Antaño en Lezama la mayor parte de la población se dedicaba a la agricultura, y como buenos labradores celebraban con gran solemnidad el día de su patrón, San Isidro. Ese día no faltaban las pruebas de bueyes. Lezama, un pueblo que labra su futuro.
Banatu bideo hau
Bideoaren rankinak
hilabetea
256
urtea
5648